El Ayuntamiento de A Coruña ampliará la posibilidad de instalar terrazas ocupando plazas de aparcamiento a todos los locales de hostelería. Hasta ahora, esta medida se limitaba a aquellos negocios sin ancho suficiente en la acera para colocar mesas y sillas, inferior a 2,5 metros. A partir de ahora, esta opción se ampliará a toda la hostelería siempre que las terrazas ocupen solo el frente del estacionamiento, no eliminen más del 50% de las plazas de aparcamiento de la calle y no inutilicen plazas para carga y descarga, motos, personas con movilidad reducida y ORA reservada a residentes. Quienes opten por instalar sus terrazas en este espacio deberán dejar libres las aceras, con lo que el Ayuntamiento pretende "favorecer la movilidad peatonal".

Las terrazas sobre estacionamientos, como hasta ahora, deberán situarse sobre una tarima con protección lateral y hacia el frente de la calzada

Esta medida se incluye en el decreto municipal por el que el Gobierno local prorroga sus "medidas extraordinarias de flexibilización para la instalación de terrazas" ante la situación de emergencia sanitaria. En vigor desde hace un año, el Ayuntamiento las ha ido prorrogando a la par de las restricciones impuestas por la Xunta a la hostelería para la contención del coronavirus. La nueva prórroga, firmada esta semana, se extenderá "durante la vigencia de las medidas de prevención específicas" que adopte la Consellería de Sanidade sobre la hostelería y la restauración.

Las terrazas sobre estacionamientos, como hasta ahora, deberán situarse sobre una tarima con protección lateral y hacia el frente de la calzada. La tarima deberá tener una altura mínima de quince centímetros y quedar a la altura de la acera, sin generar desniveles. Para ocupar plazas de aparcamiento con terrazas, cada hostelero deberá presentar una solicitud y aguardar a recibir una "autorización expresa" del Ayuntamiento, que resolverá las peticiones "por orden de presentación".