A finales del pasado año entró en vigor el nuevo mapa de rutas de autobús que sustituyó a las concesiones históricas, que llevaban en vigor más de medio siglo. El director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro, analiza los resultados y se muestra esperanzado por la vuelta de los viajeros que abandonaron el transporte público por el COVID. Además, explica el estado del proyecto de la estación intermodal.

¿Qué balance hace de la implantación del nuevo mapa de rutas de autobús en el área de A Coruña?

Con esta implantación hemos conseguido garantizar el futuro de estas concesiones que venían de contratos que ya estaban prorrogados y estaban en una situación, vamos a decir, precaria. Ahora con esta nueva licitación tenemos contratos seguros y garantizados durante 10 años, con las tarifas garantizadas y con los servicios garantizados. Por otro lado, hemos conseguido atender ciertas demandas que antes no se podían atender por esa situación contractual y que eran reclamadas, por poner un ejemplo, la atención al aeropuerto de A Coruña en primera y última hora de la mañana, la existencia de ciertas líneas perimetrales que comunicasen municipios del área sin entrar en A Coruña y la atención a los hospitales, sobre todo hacia el Abente y Lago y en ciertas zonas había sombras hacia la accesibilidad hacia los hospitales.

¿Las líneas perimetrales cómo han estado funcionando?

En esta situación hay que darse cuenta que los nuevos contratos en el área de A Coruña principalmente están en servicio desde el 23 de diciembre del año pasado. En todo esto hemos tenido un viajero silencioso que es la COVID, que ha marcado la evolución o cualquier análisis que queramos hacer sobre cómo ha evolucionado. Está muy condicionado por la pandemia. Estos servicios, como otros, en el área metropolitana de A Coruña, están teniendo un uso menos de lo esperado, pero acorde con lo que estamos hablando. Quizás en estos, los servicios perimetrales, no tenemos un dato de referencia previo. Son servicios que se han implantado en plena pandemia. Puedo comentar los datos generales del área de A Coruña. En el área de transporte de A Coruña ahora mismo estamos aproximadamente en un 30% menos de viajeros de lo que era el año 2019. Sin embargo, hemos tenido un mes de enero malo y un mes de febrero crítico. El mes de febrero ha sido el peor mes en usuarios si quitamos marzo y abril de 2020. En el mes de febrero estamos hablando una baja de un 54% menos respecto a 2019.

¿Marzo y abril de este año cómo han sido?

Estamos esperanzados con un razonable crecimiento de la demanda. Estamos en una merma de un 35% en marzo y en abril, del 32%. Estamos recuperando poco a poco ese bache que supuso el principio del año. Evidentemente, seguimos bajos. Esto no es sostenible en el tiempo, pero entendemos que poco a poco con la vacunación y con la recuperación de actividades, del comercio, de los restaurantes, que habrá una recuperación y cada vez más nos acercaremos al año 2019 y que crecerá la demanda.

Además, ahora se han recuperado los servicios los fines de semana.

Sí, en eso hemos ido actuando progresivamente en la medida en la que la demanda se recuperaba. Tenemos que tener en cuenta que en febrero los fines de semana el déficit respecto a un fin de semana del año 2019 era de un 70% menos de viajeros. Llegó a ser del 80%. En ese momento los autobuses viajaban vacíos. A eso hay que sumar que había un pico en ese momento había un pico de contagios. Lo que se actuó fue reduciendo esas expediciones y en el momento que se ha detectado, a mediados de abril, aumentó la demanda se decidió recuperar esas expediciones. Siempre hubo autobuses de refuerzo por si la demanda era superior a la oferta.

¿Cómo está el sector de los autobuses en Galicia?

Está tocado, pero seguimos vivos. La Xunta gracias a la licitación del Plan de Transporte Público de Galicia ha permitido que el sector del transporte público en este momento sea un privilegiado dentro del sector del transporte en general. Hemos establecido obligaciones de servicio público que lo que hacen es garantizar un cierto ingreso a mayores de lo que es la propia venta de billetes. Además, el año pasado con el COVID se ha compensado no solo a nivel Galicia, sino a nivel nacional. Este año ya hemos inyectado en las líneas de mayor venta de billetes hasta donde hemos podido ya hemos hecho algún ingreso para dar liquidez a estas empresas.

El Concello de A Coruña tiene que licitar el transporte urbano en 2024. El concejal del área de movilidad considera que se debería estar “pensando en una gestión unificada con buses rojos hasta la continuidad urbana de Arteixo, Culleredo, Cambre y Oleiros”. ¿La Xunta comparte esta visión?

Nos alegramos que se licite el transporte público de A Coruña, una concesión que los coruñeses tenemos desde los 80 y por lo tanto no está adaptada a las necesidades actuales de A Coruña. El Ayuntamiento de A Coruña tiene que atender aquellos compromisos que tiene con la Xunta de Galicia y con otros concellos del área metropolitana. Recordemos que los autobuses urbanos de A Coruña tienen paradas en Arteixo, Culleredo y también en Oleiros. Entonces, esos convenios que ya existen con esos concellos y con la Xunta de Galicia, pues lógicamente hay que preverlos. Más allá de eso, pues prever qué puede pasar en el futuro, me parece lógico ser previsor y tener algún tipo de herramienta dentro de un pliego de una concesión que es difícil de licitar y que tarda tiempo para lo que pueda venir en el futuro. Nosotros más que pensar en las concesiones, pensamos en los usuarios. El futuro, ya sea a través de áreas de transporte o a través de consorcios, tendrá que hablarse y tendrá que ir más allá de los titulares. Esto es complejo. La organización de un consorcio, de un área de transporte, pues hay que hablar de muchas cosas que evidentemente estamos dispuestos, pero ya digo que no es fácil de solucionar de un día para otro.

En la línea de Betanzos y en la de Ferrol, ha habido algunas incidencias y quejas por falta de información y retrasos, ¿qué medidas adoptó la Xunta y qué pasó?

En el tema de Betanzos lo que ha habido es un problema de horarios. Gente que se quejaba que el bus no pasaba a la hora. El establecimiento de una nueva concesión trae ciertas adaptaciones que poco a poco se han ido solucionando. Hemos intentado actuar siempre con información. La hora cierta de cualquier bus es la de salida de la parada de origen. Y en el medio no es previsible. Estamos trabajando en el sistema de ayuda a la explotación para que esos horarios sean en tiempo real. Seguimos encima de estas concesiones. Somos conscientes de que ha habido ciertas molestias para los usuarios, lo cual lamentamos. En ningún momento no hemos dejado de estar encima de ellos.

Ignacio Maestro, director xeral de Mobilidade de la Xunta

Está pendiente de firmar el convenio de la intermodal entre todas las partes. Una vez se dé ese paso, la Xunta podría licitar las obras de la terminal de buses o hay que esperar a que Adif adapte el proyecto?

La intermodal es un trabajo que está siendo muy largo, complejo y sobre el que a veces arrojar luz es imprescindible. Ahora mismo tenemos autorizado por Adif, por el Concello y por la Xunta de Galicia el convenio marco que delimita lo qué vamos a hacer cada uno. Básicamente, marca las líneas generales de la financiación de estos proyectos. Tanto Concello como nosotros llevamos desde el mes de septiembre esperando a que Adif diese el OK, ahora mismo tenemos el OK, pero todavía no hay fecha para la firma. En cuanto lo firmemos seguiremos trabajando. ¿Cuáles son los siguientes pasos? Adif y Xunta están trabajando en el proyecto constructivo de la intermodal. Ese proyecto constructivo estará este año sin duda, pero tengo más preocupación por los convenios urbanístico y convenio de desarrollo para la financiación específica de la intermodal, en los plazos en los que se tardarán en firmar esos dos convenios. Hemos pedido a Adif una hoja de ruta. Es Adif, por su tamaño, es el que le cuesta sacar más adelante estos convenios. Nos hemos puesto en manos de ellos, tanto Concello como nosotros. Le hemos pedido una hoja de ruta para intentar cumplir el objetivo de que este año esté licitada la intermodal.

Esa es la idea, ¿que esté licitada este año?

Ese es el objetivo, pero lo que pasa es que dependemos más de Adif, de los plazos de la gestión de los convenios de Adif. Proyectos vamos a tenerlos y presupuestos creo que también.

O sea, no se puede licitar inmediatamente la parte que corresponde a la Xunta una vez se firme el convenio marco.

La intermodal depende de los convenios urbanísticos que tienen que firmar Concello y Adif y del convenio de financiación que tendríamos que firmar las tres partes.

¿Qué le parece a la Xunta la intención del Concello de ubicar en el muelle de Batería la parada de los buses interurbanos?

Nos parece una idea razonable que también hay que desarrollar. Como punto de parada, hablar de muelle de Batería y Entrejardines, nadie razonable entendería que hubiera que discutir algo. Es el mismo sitio. El problema es cómo llegar hasta él y ese es el quid de la cuestión y cómo se haría el acceso. Eso es lo que hemos planteado. Entendemos que la parada de Entrejardines está funcionando muy bien. Entendemos que entre Entrejardines y el muelle de la Batería poquita diferencia hay.