La noche de San Juan no se celebrará, por segundo año consecutivo, en las playas de A Coruña como es tradicional. La alcaldesa, Inés Rey, confirmó ayer que las actividades para conmemorar la festividad serán parecidas a las de 2020, que transcurrieron sin hogueras en los arenales, pero con sardiñadas los barrios, que se programarán “con prudencia y cautela” por la situación epidemiológica. La regidora destacó que la evolución de la pandemia de COVID es positiva en la ciudad y el conjunto del área coruñesa, pero, no obstante, los pasos que se den y “todas las decisiones” que se tomen deben ir encaminadas a “evitar una vuelta atrás”.

El acceso a las playas, que tendrán que estar vacías desde las 21.00 horas, estará cerrado. No se podrán hacer hogueras en ningún espacio público de la ciudad, ni podrá haber música en vivo, ni se autorizará el cierre de vías públicas, con el fin de evitar posibles aglomeraciones.

Las sardiñadas, churrascadas y similares, no obstante, sí estarán permitidas en espacios de titularidad pública, siempre y cuando las personas responsables presenten una declaración responsable por escrito al Concello, en la que manifiesten cumplir los requisitos para realizar la actividad y faciliten los datos de identidad y contacto de dos personas mayores de edad. El escrito podrá presentarse, con cita previa y hasta 24 horas antes de la fecha, a través de la sede electrónica municipal o en el registro. Las churrascadas y sardiñadas no estarán permitidas en zonas forestales o bajo el arbolado de parques y jardines, tampoco en el trazado del oleoducto, en el parque de Bens, en el monte de San Pedro, en los jardines de Méndez Núñez, en los de San Carlos o en la plaza de las Bárbaras o el entorno de la torre de Hércules.

“Plantearnos un San Juan con miles de personas en la playa no nos parece prudente”, declaró la alcaldesa: “No se podrá celebrar tal como lo conocemos pero sí de otra manera”. La dispersión de las actividades del San Juan A Coruña 2021 en los diferentes barrios de la ciudad marcará las celebraciones de la noche de las hogueras que señala el inicio del verano en la ciudad. “Vamos dando pasos hacia la normalidad pero pasos de forma segura”, incide la alcaldesa.