Sada Patín celebró ayer los “fantásticos resultados” obtenidos en el campeonato de España infantil, juvenil y alevín. El patinador alevín Pablo Cal se proclamó campeón en la prueba de 1.500 metros línea y subcampeón en la de 3.000. María Balsa, de infantil, quedó segunda en la prueba de 5.000 metros eliminación y obtuvo el bronce en los 500 metros sprint.