El fuerte olor del alquitrán que contenían dos bidones vertidos por accidente en la calle Federico Tapia, a la altura del número 11, ha movilizado hoy a la Policía Local de A Coruña en esta travesía. El vertido de los dos bidones de alquitrán, según explica el 092, ha tenido lugar alrededor de las 13.05 horas durante los trabajos por las obras de mejora en la red de saneamiento que se ejecutan en la calle Fontán, en las cercanías del lugar donde ha ocurrido la incidencia. Además de la mancha visible a pie de calle, el vertido ha causado un fuerte y nauseabundo olor -según refieren varios testigos-, y una patrulla de la policía municipal ha ocurrido al lugar, aunque el incidente no ha afectado al tráfico, según aclaran desde el 092.