La Ofrenda del Antiguo Reino de Galicia al Santísimo fue efectuada ayer en la catedral de Lugo por el primer teniente de alcaldesa de A Coruña, Juan Ignacio Borrego, en representación de la regidora, Inés Rey. El concejal, responsable de las áreas de Relaciones Institucionales, Turismo y Seguridad Ciudadana, fue también el representante del Concello en la Función del Voto de este año, celebrada el pasado mayo.

El Gobierno local informó al principio de este mandato que ninguno de sus miembros tomaría parte en actos religiosos como representante municipal. La Ofrenda del Antiguo Reino de Galicia es una ceremonia que se inició en 1669 para sufragar el gasto de alumbrado al Santísimo Sacramento, que está expuesto de forma permanente en el altar mayor de la catedral de Lugo. Cada año, uno de los alcaldes de las ciudades gallegas se encarga de realizar la ofrenda.