La alcaldesa, Inés Rey, repasó esta mañana los dos años de mandato transcurridos desde la toma de posesión de su cargo. En su balance se apoyó en las 1.553 licencias de actividad concedidas para destacar que A Coruña es hoy "una ciudad con más oportunidades", y en los más de 30.000 metros cuadrados de nuevo espacio peatonal para decir que "es una ciudad más humana". Tras apuntar que rechaza "caer en la autocomplacencia", la regidora resaltó además que A Coruña es una "ciudad dialogante", para lo que puso como ejemplo, ante las críticas que le dedican la oposición por no pactar asuntos con los grupos, que de 111 asuntos plenarios, se aprobaron 110, 43 de ellos por unanimidad.

Rey avanzó también nuevos retos para la segunda mitad de su mandato, como invertir en los barrios unos 50 millones de euros en distintas actuaciones y apostar por una ciudad más verde y sostenible. Algunos de los proyectos que el Gobierno local prevé avanzar o culminar en los dos próximos años son la reforma de mercados como el de Monte Alto, la creación del bosque de Feáns, la revitalización de los jardines de Méndez Núñez, la aplicación del plan especial de Santa Margarita y la consolidación de un nuevo modelo de movilidad en el que se renovará el parque de bicicletas y se habilitarán más espacios para los peatones. La alcaldesa también agradeció a los grupos de la oposición las aportaciones al plan de rescate a los sectores más desfavorecidos por la pandemia, el Presco de 2021, que el Ejecutivo prevé aprobar este mes.

El PP presentó también hoy un balance de gestión muy opuesto al del Gobierno local. La portavoz, Rosa Gallego, destacó como reto el plan de reactivación económica, para el que pidió a Inés Rey que "no lo lidere sola". Los populares, que insistieron en que "la alcaldesa no dialoga" y que tiene al Ejecutivo "dividido en tres, con el concejal José Manuel Lage moviendo los hilos", censuraron la subida de impuestos municipales, las peatonalizaciones de zonas sin alternativas para el aparcamiento de vehículos y la falta de avances en contrataciones, como en las bibliotecas o la planta de basuras de Nostián. El PP advierte en este mandato "la misma parálisis" que durante la gestión de Marea Atlántica entre 2015 y 2019 y se atribuye algunos proyectos avanzados por el Gobierno local porque, recordó Gallegos, se planificaron o "se llegaron a licitar" durante el mandato popular, como el Remanso, el mercado de Monte Alto o la Rosaleda.