El área de Medio Ambiente del Concello de A Coruña ha creado la oficina virtual de grafitis a través de la cual se creará una base de datos de pintadas vandálicas y se identificará a los autores. Información que permitirá trabajar a los equipos de limpieza, que actuarán por barrios, para acabar con estos grafitis. La oficina cuenta, además de con técnicos de Medio Ambiente, con profesionales de la empresa Orion Analistas, que hace investigación criminológica y grafología para identificar a los autores; con la Patrulla Verde de la Policía Local; y con la UTE A Coruña Limpieza, que se encarga de la limpieza viaria.

"Es la primera oficina virtual de grafitis de España", informó esta mañana la concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán, que expuso que los grafitis dan "sensación de feísmo y suciedad".

Su objetivo es acabar con esta práctica, para lo que es necesario hacer una base de datos. Así, los vecinos podrán notificar, a través del mail, de pintadas vandálicas que encuentre en la ciudad. Para ello, deberán enviar fotografías e información sobre su ubicación. También podrán avisar al 010. Los servicios de limpieza irán actuando por barrios. La Ciudad Vieja fue la primera zona de actuación, en la que durante cuatro semanas se completó el borrado de grafitis. Ahora se actúa en Monte Alto y después se pasará a la ronda de Nelle. "Si hay una denuncia en el barrio que estamos trabajando, la pintada se borrará en un máximo de 48 horas", detalla. Si el grafiti está en otra zona, se dará prioridad a aquellos que tengan mensajes ofensivos.

Para Fontán, este es "un compromiso de todos". La concejala avanzo que se buscarán "espacios para que los jóvenes expresen su arte en la calle" y que el siguiente objetivo de la oficina será "erradicar los carteles y pegotes".