Un usuario de Twitter compartió ayer un cartel colgado en Orillamar sobre una pareja de agapornis perdida. @SuryDT, respondió explicando que había encontrado una de estas aves en la zona de Os Mallos. No es salvaje, porque los agapornis no crían en Galicia y llevaba anilla, pero resulta que el pájaro solitario no es de la pareja perdida. Normal, dado que los agapornis son conocidos por mantenerse siempre junto a su media naranja. Se sigue buscando al dueño del pájaro soltero, que esperemos que tenga Twitter o nos lea. El matrimonio sigue evadido, pero presumiblemente junto.