Marea Atlántica critica al Concello por haber reducido el gasto social por habitante en 2020, ya que, de acuerdo con datos extraídos por la formación de las estadísticas oficiales del Ministerio de Hacienda, este parámetro bajó de los 116 euros anuales en 2019 a los 114,1 en el año siguiente.

De acuerdo con la portavoz del grupo, María García, se trata de la “primera vez en cinco años” que este tipo de inversión pierde peso, lo que demuestra, a su juicio, que “garantizar los derechos de las personas más vulnerables no está en la agenda” de la alcaldesa Inés Rey. Marea señala también que en 2019, año en el que su grupo ocupó el Gobierno local hasta las elecciones municipales de verano, la ciudad llegó a ser “la ciudad gallega con más gasto social por persona”. Sin embargo, en 2020 habría bajado hasta el tercer puesto, por detrás de Lugo y Ferrol, “dos concellos que incrementaron los fondos para esta área en 2020, respondiendo a las necesidades de los vecinos durante la pandemia”. El grupo también señala que la ejecución presupuestaria en políticas sociales a lo largo de 2020 fue del 66%, con lo que más de 10 millones de euros quedaron sin gastar.