La plaza de María Pita se llenó ayer hasta los topes con un único clamor: el que pide justicia para esclarecer las circunstancias que rodearon el crimen que acabó con la vida de Samuel Luiz, víctima de una paliza mortal el pasado viernes en A Coruña. Miles de personas arroparon a sus amigas, muy afectadas, que acudieron a la concentración ataviadas con camisetas que rezaban lemas como Tus amigos te queremos y Justicia para Samuel sobre un dibujo del rostro del joven, y pancartas de denuncia ante el horror de unos hechos que tiene conmocionada a la ciudad desde el sábado.

Las amigas de Samuel, entre las que se encontraban Vanessa y Lina, que presenciaron la agresión mortal, agradecieron a los presentes el apoyo masivo de la concentración. “Quiero dar las gracias a toda la gente que quería ayudarle, yo no podía hacer nada pero hice todo lo posible porque sobreviviera”, aseguró entre lágrimas su amiga Lina, que acompañaba al joven en el momento de los hechos.

Sus amigas tuvieron también palabras de reconocimiento a los sanitarios que atendieron al joven y que intentaron reanimarlo hasta el final, tanto en la calle como en el Chuac, donde finalmente falleció. “Quiero darle las gracias a los sanitarios. Fui la que estuvo en urgencias con él, todos me apoyaron hasta el último momento, intentaron todo lo que pudieron”, aseguró otra de las presentes.

Amigas de Samuel, ayer, ataviadas con camisetas con la cara del joven y el lema “Justicia para Samuel”. | // CARLOS PARDELLAS

Las amigas de Samuel pidieron, además, respeto para la familia del joven, que no estuvo presente en el acto. “Cuando se sientan preparados, hablarán, pero no es el momento”. Representantes de asociaciones LGBTI y colectivos convocantes de la marcha, que se replicó a la misma hora en decenas de ciudades del Estado, y a la que acudieron todas las fuerzas con representación en el Ayuntamiento, pidieron “el fin de la violencia y del blanqueo de la violencia contra las personas LGBTI”, ante lo que, sospechan, se trató de un “asesinato homófobo”, pues el entorno cercano al joven señala que los agresores se dirigieron a él al grito de “maricón de mierda” en la paliza.

16

Concentración en María Pita para condenar el crimen del joven Samuel Luiz. Carlos Pardellas

Samuel era un joven gay de 24 años. Podría haber sido yo, o tú o cualquiera de las personas del colectivo”, clamó Ana García, presidenta de ALAS A Coruña, entre los gritos de “justicia” y “cobardes” que profería la multitud presente. García transmitió, también, un mensaje del padre del joven, Maxsoud Luiz: “Pedimos a las familias de los agresores que les ayuden a identificarse, que esto no puede quedar impune”.

La concentración la cerró otra amiga de Samuel, que cantó, acompañada de un saxofón, la canción What’s Up, que todos los presentes corearon con emoción en una jornada en la que pocos fueron los que no dejaron escapar las lágrimas. “Todos somos Samuel”, voceó la multitud, manos en alto, al término de la manifestación.

Miles de personas en toda España se concentraron este lunes para clamar por justicia para el crimen de Samuel Luiz Muñiz.

16

Miles de personas piden justicia para Samuel en varias ciudades del país EFE

Pedro Sánchez: “Fue salvaje y despiadado”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confía en que la investigación policial identifique “pronto” a los autores del crimen del joven Samuel Luiz: “Fue un acto salvaje y despiadado”. Sánchez calificó así en su cuenta de Twitter la brutal agresión mortal. “Confío en que la investigación de @policia dé pronto con los autores del asesinato de Samuel y esclarezca los hechos”. El jefe del Ejecutivo advierte de que “no daremos ni un paso atrás en derechos y libertades” y de que “España no lo va a tolerar”, a la vez que traslada todo su apoyo a la familia y seres queridos del joven.

Manifestaciones en toda España para condenar el asesinato de Samuel Agencia ATLAS / EP

Investigación

 La subdelegada del Gobierno, María Rivas, confirmó ayer que la Policía Nacional mantiene abiertas “varias líneas de investigación” en la paliza mortal que un grupo de siete personas propinó al joven Samuel Luiz Muñiz el sábado, sobre las tres de la madrugada, en la confluencia del paseo marítimo con la avenida de Buenos Aires. Por ahora, toda vez que las actuaciones se han declarado secretas, la subdelegada del Gobierno aseguró que la hipótesis del crimen homófobo “ni se descarta ni se confirma”. Apeló, además, a la “calma y a la tranquilidad” para que los investigadores puedan realizar su trabajo, que aseguró que dará “buenos resultados” y que estos llegarán “en no mucho tiempo”.

“Es importante que les dejemos hacer su trabajo porque cualquier cuestión que se salga de lo que ellos tienen que hacer podría perjudicar seriamente la investigación”, dijo María Rivas, que apuntó a que se realizarán detenciones “en los próximos días”, fruto de las declaraciones que los agentes han tomado desde el momento en el que se produjeron los hechos. Ayer por la tarde, los agentes siguieron recabando el testimonio de las personas implicadas —de una manera u otra— en la paliza mortal joven de Meicende, ya sea como testigos o como sospechosos de haber participado en esta brutal agresión.