Los vecinos de la calle del Humor se han llevado un susto esta tarde al ver cómo una furgoneta que estaba estacionada se desplazaba marcha atrás para acabar empotrada en el muro de la zona peatonal. Ocurrió sobre las 16.50 horas de este miércoles y, aunque no hubo heridos ni se registraron problemas en la circulación, el desplazamiento del vehículo provocó que el impacto derribase una farola de la céntrica plaza. Según explican desde la sala de pantallas de la Policía Local, la furgoneta había quedado mal inmovilizada.