La Asociación Coruñesa de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal organizó ayer, con motivo de las celebraciones del Día Mundial del VMP, una quedada y una ruta por las calles la ciudad para reivindicar el uso de sus vehículos “para una movilidad no contaminante, ágil, portable, intermodal y divertida”. La convocatoria, en colaboración con el Ayuntamiento, congregó a los participantes a las siete de la tarde en la plaza de María Pita, desde donde empezaron un recorrido urbano de unos 45 minutos de duración hasta regresar al punto de partida. Se repartieron regalos entre los asistentes, entre ellos chalecos donados por el Concello, y camisetas.