El Gobierno concederá "en breve" el permiso de trabajo y de residencia a Ibrahima y Magatte

Los dos senegaleses defendieron a Samuel de sus agresores antes de la paliza mortal

Las amigas de Samuel abrazan a Ibrahima, uno de los dos ciudadanos senegaleses que trató de ayudar al joven.   | // JEFFERTON FERREIRA

Las amigas de Samuel abrazan a Ibrahima, uno de los dos ciudadanos senegaleses que trató de ayudar al joven. | // JEFFERTON FERREIRA / Marta OTero mayán

Redacción

El Gobierno ha iniciado el procedimiento de regularización de la situación en España de los dos senegaleses, Ibrahima y Magatte, que la noche del 3 de julio, defendieron a Samuel Luiz cuando recibió los primeros golpes de sus agresores, antes de la paliza mortal que le propinó un grupo de jóvenes tan solo unos minutos después. El Gobierno quiere premiar a los dos senegaleses vecinos de A Coruña por su “comportamiento cívico”, a pesar de que ellos, por su situación irregular en el país, podrían haber tenido miedo de mediar en la pelea.

La Secretaría de Estado de Migraciones asegura que recibirán "en breve" el permiso de residencia y de trabajo para poder estar en España, ya que el reglamento actual contiene disposiciones que permiten conceder la autorización de residencia y de trabajo “por circunstancias excepcionales a personas en situación administrativa irregular”.

“Es un acto de justicia reconocer que estas personas tuvieron un comportamiento humano digno de ser reconocido con algo tan sencillo como es la documentación de su situación administrativa que les permita trabajar en España”, dijo el secretario de Estado de Migraciones, Jesús Javier Perea, en declaraciones a la Ser, el martes pasado, cuando anunció que el Gobierno había iniciado los trámites para regularizar la situación de Ibrahima y Magatte.

INFORME ENVIADO

La Subdelegación del Gobierno en A Coruña ha remitido en la mañana de este martes a la Secretaría de Estado de Migraciones el informe favorable para la concesión de la residencia a las dos personas de nacionalidad senegalesa que auxiliaron a Samuel Luiz durante la agresión mortal del pasado 3 de julio. Así lo ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado, en el que explica que la subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas López, ha destacado que los dos ciudadanos senegaleses "merecen el reconocimiento oficial por parte del Estado por la actitud mantenida durante el tumulto que concluyó con la muerte de Samuel Luiz".

Rivas alude a las "circunstancias excepcionales" que caracterizan a esta solicitud de residencia, "toda vez que ambas personas pusieron de manifiesto una destacada actitud humanitaria, poniendo incluso en riesgo su vida", subraya. De este modo lo destaca el informe complementario realizado por la Brigada de la Policía Judicial de A Coruña, que, puntualizan las mismas fuentes, "significa que uno de ellos cuenta con la condición de víctima, además de testigo, al haber sido también agredido mientras trataba de socorrer al fallecido poniendo por tanto en riesgo su propia vida".

En el informe del área de Extranjería de la Subdelegación del Gobierno y suscrito por María Rivas se recomienda también que las autorizaciones de residencia de la autorización de Ibrahima y Magatte lleven aparejadas las autorizaciones de trabajo, toda vez que figura acreditada una oferta de empleo para ambos.

DE OFICIO

La Subdelegación del Gobierno de A Coruña, a través de su área de Extranjería, inició de oficio, y de acuerdo con la Secretaría de Estado de Migraciones, el proceso de solicitud de residencia de las dos personas que auxiliaron a Samuel Luiz de la agresión que sufrió y que acabó con su vida. Con esta medida, tal como significa la subdelegada del Gobierno "se pretende reconocer y premiar los valores humanos de las dos personas que arriesgaron sus propias vidas por defender a Samuel".

Una vez remitido el informe desde la Subdelegación del Gobierno será ahora la Secretaría de Estado de Migraciones la encargada de concluir el proceso de posible regularización administrativa de las dos personas.