El Sindicato de Policía Nacional (CEP) solicita a las autoridades competentes de la Xunta que hablen con la Autoridad Portuaria para que se habilite un espacio de aparcamiento para las patrullas de la Policía autonómica, ya que estas plazas han desaparecido con la reestructuración del muelle de Batería. De esta forma, los agentes, que se encargan del traslado de menores, tienen que recorrer más de 300 metros desde su vehículo hasta sus dependencias, pasando por un torno, con el “riesgo que esto supone”, señalan desde el CEP, ya que “en el trayecto se hace una exposición pública innecesaria del menor, que también podría intentar fugarse”. Además, el sindicato policial alerta de que la zona donde estacionan actualmente estos vehículos “no está directamente vigilada por los policías, lo que supone un riesgo añadido de seguridad”. Piden recuperar las plazas de parking junto a la comisaría.