La Sareb, conocida popularmente como el banco malo, vendió por 5,4 millones de euros el edificio de la calle Gaiteira que alberga la sede la Inspección de Trabajo, organismo que ocupa la mayor parte del inmueble en régimen de alquiler y que prevé continuar allí. El edificio tiene cinco plantas y una superficie construida de 4.000 metros cuadrados y se encuentra situado en la zona central de esa vía peatonal, en la que destaca por su fachada acristalada.

El comprador es una sociedad patrimonialista gallega, según la información facilitada por la Sareb, que empleó a la inmobiliaria Servihabitat, perteneciente a Caixabank, para la comercialización de este inmueble, que desde hace meses tiene colocada una lona publicitaria en la planta baja con la que anunciaba que se encuentra “disponible”.

Ocupación casi total

La ubicación en su interior de la Dirección Territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Galicia y de la Inspección de Trabajo de la provincia de A Coruña garantizan al nuevo propietario la casi total ocupación del inmueble y el cobro garantizado de los alquileres. Ambos departamentos del Ministerio de Trabajo se trasladaron a la calle Gaiteira en 2008 desde sus emplazamientos originales en Emilia Pardo Bazán y Menéndez Pelayo, ya que las instalaciones de que disponían allí eran inadecuadas para prestar un servicio adecuado.

La Sareb destaca que la comunidad gallega es uno de sus mercados relevantes, ya que a finales del año pasado contaba con más de 8.000 inmuebles de todo tipo en las cuatro provincias. Estas propiedades sumaban un valor neto contable superior a 500 millones de euros, lo que suponía el 5% de los que poseía en todo el país. A esto hay que sumar los préstamos concedidos en Galicia, cuyo importe superaba los 1.000 millones de euros.