La 34 edición del festival Noroeste Estrella Galicia contará, un año más, con un estricto protocolo de seguridad para proteger a artistas y profesionales de posibles contagios durante la realización de los conciertos. La organización pide que aquellos que presenten algún síntoma de la enfermedad renuncien a acudir al concierto para el que tengan reservada su asistencia. Los recintos cuentan con un doble perímetro de seguridad, y las puertas para cada espectáculo se abrirán una hora antes del inicio, con lo que se pide que nadie acuda antes de ese momento, con el fin de evitar reuniones innecesarias.

Las entradas son nominales, por lo que los asistentes deberán identificarse al llegar al recinto, y verificar que coinciden los datos de la invitación con los de la persona que se presenta para asistir al espectáculo, una norma que la organización achaca a motivos de trazabilidad en caso de contagio. Será necesario, asimismo, respetar en todo momento la distancia de seguridad en las filas y la señalización que habrá en la zona de control de acceso a los recintos, donde también estarán los puntos de gel hidroalcohólico. El uso de mascarilla será obligatorio, y no se permitirá comer, beber o fumar, así como introducir al recinto comida o bebida (salvo casos excepcionales como niños o personas diabéticas). Tampoco habrá barras dentro. Una vez dentro, un equipo de acomodación situará al público en sus localidades, que no se podrán abandonar hasta la finalización de cada concierto.