Los planes de Alaska y Nacho Canut para 2021 no pasaban por hacer gira y subirse al escenario sino por parar y pensar en nuevos proyectos. La pandemia les robó la oportunidad de hacer conciertos el año pasado, así que, ayer, con toda la fuerza del mundo, Fangoria se subió al escenario de María Pita, para recordar al público que, como dicen en Momentismo absoluto, hay muchas cosas, la mayoría, que no están en su mano, así que, han de adaptarse a la realidad que les toca vivir. Lo hicieron reivindicando sus treinta años de matrimonio musical, pero también, mostrando que aún les queda mucha guerra por dar, muchos mensajes que transmitir y, sobre todo, y aunque sea en el espacio limitado, con la obligación de estar sentados, con mascarilla y con distancia, que Fangoria significa fiesta, sean cuales sean las circunstancias.

Fangoria y la necesidad de adaptar la fiesta a cada momento