El Puerto de A Coruña acoge el sábado un ejercicio de exhibición de rescate en aguas portuarias a cargo del Helimer. Será una de las actividades principales de la conmemoración del 30 aniversario de la designación de la base coruñesa del helicóptero de rescate que, a finales del verano de 1991, era destinado al aeropuerto de Alvedro para abordar las emergencias de la costa gallega.

La plantilla de los dos Helimer gemelos que operan en la base coruñesa está formada por 50 personas, entre pilotos, rescatadores, operadores de grúa y mecánicos. El objetivo de esta conmemoración es dar a conocer la labor fundamental desarrollada por Helimer y por los efectivos de Salvamento Marítimo, que a lo largo de las últimas tres décadas han realizado 12.000 horas de vuelo en emergencias y rescatado a unas 1.200 personas.

El ejercicio de rescate se desarrollará entre las 13.00 y las 14.00 horas del sábado en la zona de aguas portuarias, entre O Parrote y el castillo de San Antón, por lo que se podrá ver desde el paseo marítimo. Consistirá en la evacuación por vía aérea de un tripulante que estará a bordo del buque de salvamento Salvamar Betelgeuse. El Helimer 401 se posicionará en vuelo estático sobre la embarcación y uno de sus rescatadores bajará a por la víctima, para volver al helicóptero a la finalización del simulacro y finalmente regresar al aeropuerto de Alvedro. Además, durante el ejercicio el avión de patrulla con base en Santiago Sasemar 102 realizará un vuelo 360 sobre la ciudad.

En el ejercicio colaborarán el Centro Local de Salvamento Marítimo, el Centro de Control de Servicios y Emergencias del Puerto de A Coruña, la Policía Portuaria, el servicio 112 y la Policía Local, que ayudarán en las labores de información y coordinación de la operación. La labor del centro de control será comunicarse con la Policía Portuaria e informar del supuesto incidente al tráfico marítimo que pudiese estar accediendo a la zona. Para ello se dispondrá también la embarcación auxiliar María Pita, con base en el Puerto coruñés, que será arriada y se encargará de avisar a las embarcaciones deportivas que pudiesen interferir en la acción. El simulacro concluirá sobre las dos de la tarde.