La Asociación Profesional de Policía Local ha alertado a través de sus redes sociales de un incremento de los hurtos en las playas de A Coruña, toda vez que uno de los técnicos de emergencias que presta servicio en el municipio denunciase que los ladrones habían entrado en la caseta de los socorristas en Riazor y que se habían llevado un móvil corporativo y otro personal —el suyo—, aprovechando que, en ese momento, no había nadie en las instalaciones.

La asociación policial lamenta que el Concello hubiese “suprimido este año el servicio de vigilancia en playas” y que “siga recortando en seguridad”.

Los socorristas se quejan de que no es el primer robo que se produce esta temporada en sus instalaciones y, también, en las pertenencias de los bañistas, que han visto cómo la playa se ha convertido en un lugar en el que los ladrones acuden a hacer su particular agosto.

El colectivo denuncia que ha sido víctimas de varias sustracciones de material, como neoprenos, material sanitario y de rescate, es por ello por lo que piden que el Concello de A Coruña amplíe el dispositivo de vigilancia para que la Policía Local llegue a los arenales y pueda evitar estos robos.

A Coruña se encuentra en un momento en el que los robos, tanto en las playas como en las viviendas se incrementan, ya que los ladrones aprovechan que los vecinos se van de vacaciones para allanar sus casas.