Se cumplen dos meses de aquella fatídica madrugada en la que el joven Samuel Luiz fue golpeado hasta la muerte por un grupo de individuos a la salida de una discoteca. Un crimen brutal que dejó huella no solo en sus amigos y familiares, sino en el conjunto de la sociedad coruñesa, que manifestó su repulsa, dolor y condena desde el primer día. Una conmoción que se hizo tangible en el improvisado altar que la ciudadanía fue completando en el lugar en el que el joven recibió la paliza, que se fue llenando de flores, velas, dibujos y otros objetos con el paso de los días, y que sus familiares retiraron hace pocas semanas con el objetivo de pasar página y dejar de revivir el terrible suceso. En esta ocasión, en la fecha en la que se cumplen dos meses del fallecimiento de Samuel, los mismos amigos colocaron en el lugar de los hechos un nuevo mensaje que recuerda la efeméride. Seguiremos luchando y pidiendo justicia por ti, reza parte del mensaje. En días anteriores, aparecieron también otras manifestaciones de duelo en el lugar, entre las que destacan unos versos inspirados en un poema de Curros Enríquez, que expresan los sentimientos del entorno del joven ante su pérdida.