La moción del BNG para la reforzar la lucha contra la LGBTIQfobia en la ciudad recibió este jueves el respaldo de toda la Corporación. La concejal no adscrita y militante de Podemos, Isabel Faraldo, también presentó una moción en este sentido, con una enmienda del PP, que fue aprobada. Con estas mociones, el Concello se compromete a reforzar los programas de concienciación en la libertad afectivo-sexual, así como iniciar un programa de formación entre los funcionarios. El Pleno votó unánimemente a favor de la moción de Faraldo para que A Coruña se convierta en ciudad de acogida de personas afganas.