A pesar de que la ordenanza de normalización lingüística en el Concello de A Coruña está aprobada de forma definitiva desde el mes de junio, todavía está pendiente de que algunos concejales del Gobierno local la pongan en práctica. En la sesión plenaria de ayer fueron varios los ediles del Gobierno local que se expresaron en castellano en sus intervenciones, aunque el texto recoge que los miembros del Ejecutivo han de promover el uso del gallego, así como que será este el primer idioma en la Administración local. A pesar de que algunos de los ediles decidieron ayer no hablar en gallego, aunque sí que lo han hecho otras veces, hubo otros compañeros que sí lo hicieron.