Galicia se situará en una situación intermedia entre altas y bajas presiones durante este viernes. Por la mañana el cielo estará parcialmente cubierto con precipitaciones más probables en la fachada atlántica que tenderán a desaparecer al tiempo que comenzarán a abrirse claros en el cielo. Las temperaturas mínimas sufrirán un ligero descenso, aunque las máximas no presentarán cambios significativos. Los termómetros en A Coruña marcarán 17 grados de mínima y hasta 23 de máxima. El viento soplará flojo de dirección variable con brisas costeras por la tarde.

La estabilidad atmosférica ganará peso durante el fin de semana y en A Coruña tanto el sábado como el domingo el tiempo estará marcado por alternancia de nubes y claros, con cielos poco nublados y por momentos despejados. Las temperaturas mínimas se mantendrán sin cambios y las máximas ascenderán de forma moderada, con valores que pueden alcanzar los 24 grados el sábado y hasta 26 grados el domingo.

A partir del lunes aumenta de nuevo la inestabilidad atmosférica, polo que se incrementa la probabilidad de precipitaciones en forma de chubascos, con temperaturas cálidas.