Las 514 nuevas bicicletas de Bicicoruña están a punto de salir del almacén para instalarse en las 55 estaciones repartidas por la ciudad. Este jueves dos, una de ellas eléctrica, pisaron la calle, como anticipo de su puesta en funcionamiento, en la presentación de la Semana Europea de la Movilidad que se celebró en el Obelisco.

Los nuevos diseños podrán usarse a finales de este año, en octubre o noviembre, apuntan fuentes municipales. Todavía hay que adaptar las estaciones de anclaje, las 32 existentes y las 23 nuevas. Las bicis eléctricas son muy parecidas a las no eléctricas, las dos de color azul, solo diferenciadas por el color del vinilo que adorna las ruedas traseras y por la instalación de un medidor del estado de la batería instalado en el volante de los vehículos eléctricos.

El nuevo servicio de Bicicoruña cuenta con un sistema que permite conocer la ubicación de los vehículos para saber si las bicis están en la estación o en movimiento y, al mismo tiempo, para controlar posibles intentos de robo o de vandalismo. También se implanta un sistema por el que una luz indicará en las estaciones si las bicis están reservadas. El Ayuntamiento adjudicó el servicio a comienzos de este año por 1,8 millones de euros, cofinanciados en un 80% por la Unión Europea.

La Semana de la Movilidad contará con la participación activa de instituciones, asociaciones y colectivos implicados en la mejora de la movilidad en la ciudad y se manifestará con actividades concretas como un circuito ciclista, una marcha escolar por la ronda peatonal que el Concello ha proyectado a través de varios barrios —la alcaldesa, Inés Rey, la denominó ayer “quinta ronda”—, una noche de movilidad especial, talleres y actividades en las calles. El Día Sin Coches, el miércoles 22 de septiembre, cerrará la semana con el corte al tráfico de la calle San Andrés, donde habrá actividades deportivas y relacionadas con la movilidad.

El edil de Urbanismo, Infraestruturas e Mobilidade, Juan Díaz Villoslada, destacó que el “modelo de ciudad” que el Concello quiere debe construirse “entre todos y con las orientaciones que la Unión Europea facilita a través de la asignación de fondos de reconstrucción dirigidos a la movilidad”. La alcaldesa demandó “progresión en la mejora de la calidad del aire y la búsqueda de mejores cotas de seguridad viaria para lograr el objetivo de siniestralidad cero, aspecto para el que destacó los “esfuerzos para implantar la velocidad 30”.

Atropellada por un patinete tras bajar del bus

Una mujer de 53 años fue atropellada este jueves por la mañana por un patinete eléctrico al bajar de un bus urbano en una parada de la avenida Linares Rivas. A consecuencia del incidente, la mujer sufrió heridas de gravedad y fue trasladada por una ambulancia del 061 al Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña. Los hechos se produjeron a las 9.20 horas. La mujer salió del autobús que entraba en la ciudad en dirección al centro urbano en la parada que está ubicada junto a la cantina del puerto. En esa superficie comparten espacio los peatones, que tienen prioridad, las bicicletas tras dejar atrás un tramo del carril bici y los patinetes eléctricos. La mujer herida sufrió una fractura a consecuencia del impacto con el patinete, cuyo usuario prestó declaración ante el equipo de Atestados de la Policía Local. El de este jueves fue el segundo accidente de circulación en poco más de un mes en el que se ve implicado un patinete eléctrico y un autobús. Una joven sufrió heridas tras impactar con un bus urbano en la plaza de Pontevedra a mediados de agosto.