Cientos de coruñeses se concentraron ayer frente al Obelisco en repulsa por el asesinato de Mónica Marcos, de 52 años, que el pasado jueves fallecía tras ser acuchillada presuntamente su pareja en O Birloque. Convocadas por asociaciones feministas de toda Galicia, la de A Coruña fue una de las 35 manifestaciones que se sucedieron por la comunidad para condenar el primer asesinato machista del año en territorio gallego.

Al grito de Si nos tocan a una, nos tocan a todas; Antes de amarnos, aprende a respetarnos o No son muertas, fueron asesinadas, más de 200 personas acudieron a la concentración en donde Victoria Louro, de la Marcha Mundial por las Mujeres en Galicia acompañada por representantes de la Plataforma Feminista Gallega, pidió a la sociedad que se corresponsabilice y a las administraciones que “se tomen en serio” este tema con “menos discursos y más recursos”. Por su parte, el portavoz del BNG en el Ayuntamiento de A Coruña, Francisco Jorquera, que también asistió a la concentración, manifestó su repulsa y condena por lo sucedido.