La Real Orden de María Pita pudo recuperar ayer la investidura de los nuevos caballeros, un acto que tuvo que cancelar el año pasado por la pandemia. La iglesia de la Orden Tercera sirvió de escenario para estas investiduras, en las que los protagonistas hicieron un juramento y se les impuso la espada con los términos: firmeza, justicia y lealtad. También se hizo el nombramiento oficial de los nuevos cargos de la Junta de Gobierno.