Aunque el Agra do Orzán-O Ventorrillo y Os Mallos son barrios con alquileres relativamente baratos, sus vecinos son los que destinan un mayor porcentaje de su renta al pago de los arrendamientos: respectivamente, el 26% y el 25,7%, dos puntos encima de la media de la ciudad. La renta media disponible de los coruñeses (esto es, sus ingresos descontando impuestos y cotizaciones) fue en 2018, último dato para el que la Agencia Tributaria ofrece datos desagregados por barrios, de 24.066 euros, y el precio medio de los alquileres que se firmaron ese año, según el Observatorio Galego da Vivenda, alcanzó los 5.726 euros anuales, un 23,8% de la renta.

La cifra se debe a los bajos ingresos de estas zonas. En 2018, el Agra do Orzán fue la zona con menos renta, 19.293 euros, y Os Mallos la segunda, con 19.638. Estos datos no reflejan del todo la situación de las personas más desfavorecidas, ya que se sacan de la declaración del IRPF y esta solo es obligatoria para las personas que ingresen más de 22.000 euros al año (o más de 14.000 de varios pagadores, por ejemplo, si son autónomo).

En el resto de la ciudad, los barrios con ingresos inferiores tendieron a ser aquellos en los que el porcentaje de renta dedicada al alquiler supera a la media de la ciudad. Así, en Monte Alto-Zalaeta-Atocha, con una renta 800 euros inferior a la coruñesa, el porcentaje dedicado al pago del alquiler fue del 24,75%, y en la Sagrada Familia y Vioño, que con 22.850 euros de renta es uno de los distritos con menos ingresos de la ciudad, el alquiler se lleva el 24,5%. El porcentaje es del 24,7% en el código postal 15006, que engloba la mayor parte de Os Castros, O Castrillón y Xuxán y en el que la renta disponible es de 22.615 euros.

El último barrio por encima de la media fue Riazor-Os Rosales, en la que la renta fue de 23.318 euros y los vecinos destinaron a pagar el alquiler un 24,3% de sus ingresos netos. El código postal 15190, que engloba a Mesoiro, Novo Mesoiro y urbanizaciones como Breogán y Obradoiro, es la excepción entre los barrios más humildes: con una renta menor a los 21.000 euros, los destinos destinaron solo el 19,4% al pago del arrendamiento, debido al bajo precio de los alquileres.

En cambio, en Juan Flórez-San Pablo, con la renta más alta de la ciudad (cerca de 37.800 euros), el porcentaje destinado a alquiler es del 19,9%, y en el Ensanche (30.772 euros), es del 22,6%.

En el código postal 15005, que engloba Falperra, Santa Lucía, la zona del Paseo de los Puentes y Santa Margarita, los vecinos dedican el 21,3% de su renta de 30.235 euros al pago de alquiler, y en el 15006, una amplia franja por la costa oriental de A Coruña que engloba Cuatro Caminos y partes de Os Castros y Oza, este supone el 23,4% de sus 25.006 euros de la renta media. En la Ciudad Vieja (con una renta de 28.040 euros) el porcentaje es del 22,8%.

Juan Flórez, zona más cara

En cambio, los barrios con más renta son los más cotizados. Los precios más elevados de los nuevos alquileres, a datos de 2021, se dan en Juan Flórez, con casi 700 euros mensuales, frente a una media de 524 euros. En Mesoiro el dato es de menos de la mitad, unos 348 euros.

Superan los 600 euros mensuales el Ensanche (643 euros) y la zona de Santa Lucía-Paseo de los Puentes-Santa Margarita (606 euros). También están por encima de la media la Ciudad Vieja (585 euros), y el código postal 15006, que engloba a Cuatro Caminos (550 euros) y Riazor-Os Rosales (540 euros). Esto es, los barrios más ricos, excepto el último.

Cerca de la media, aunque ya por debajo, se halla Monte Alto (519 euros) y Sagrada Familia-Vioño (510 euros). A partir de ahí se baja de los 500 euros: Os Castros-Castrillón (491 euros), Agra do Orzán-Ventorrillo (466 euros) y Os Mallos (448 euros).

Riazor-Os Rosales, donde más crece el arrendamiento


Desde 2018, el primer año en el que el Observatorio Galego de Vivenda empezó a dar datos por barrios, hasta la actualidad, el precio medio de la renta subió en todos los distritos coruñeses. Pero el mayor porcentaje de subida se dio en Riazor-Os Rosales, con un crecimiento que roza el 14,3%. Le siguen la zona de Santa Lucía, Paseo de los Puentes, Falperra y el parque de Santa Margarita, que roza el 13%, y el código postal 15006, que incluye Cuatro Caminos, con prácticamente el mismo dato, un 12,9%. La subida en la zona de Juan Flórez y San Pablo, que actualmente es la más cara de la ciudad, fue del 11,8%, mientras que en el Agra do Orzán-O Ventorrillo, una de las más baratas, es del 11,5%. En el Ensanche y la Ciudad Vieja, también con precios por encima de la media, el incremento llegó al 11% y al 9,9%, respectivamente. En la Sagrada Familia-Vioño, algo por debajo de la media de la ciudad en cuanto a precios, el crecimiento fue del 9,2%, mientras que en la zona de Monte Alto se quedó en el 8,5%. En Os Mallos, una de las zonas menos cotizadas de la ciudad, el aumento fue del 6,75%, y en Os Castros-Castrillón, del 5,4%. En el código postal del 15190, que engloba a Mesoiro y Novo Mesoiro, se dan los precios más bajos y el menor porcentaje de subida en los últimos tres años: el 2,6%.