La inversión con fondos europeos Next Generation para la construcción del enlace ferroviario al puerto exterior, con un importe total de 171 millones de euros, otorga al proyecto una importancia mayor que la que ha tenido en los años anteriores en los Presupuestos Generales del Estado. El gasto reservado para 2022, año para el que el documento contable se presentó ayer, será de tres millones, inversión que aumentará considerablemente en los años siguientes. La regeneración de la ría de O Burgo absorbe casi 15 millones y la reforma de la estación ferroviaria de San Cristóbal para su adaptación en la intermodal, 8,5 millones. Las obras previstas desde hace años en carreteras, como Alfonso Molina o el vial 18, así como la ampliación del puente de A Pasaxe, se estancan con estimaciones simbólicas de 100.000 euros.

Principales inversiones de los Presupuestos del Estado en A Coruña en 2022. LOC

Tren al puerto exterior. El gran proyecto ausente o con partidas mínimas en los presupuestos de los últimos años se incorpora en el de 2022 con cifras relevantes y con cargo al denominado Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), instrumento clave de los fondos europeos de reconstrucción, los Next Generation. A través de esta fuente, el puerto exterior tendrá inversión para costear en su totalidad el acceso ferroviario. Los fondos alcanzan los 171 millones de euros, 157 para la conexión por tren a la dársena de punta Langosteira y 14 para actuaciones en materia de accesibilidad en la red ferroviaria interior. El proyecto absorberá en 2022 una partida de tres millones y prevé 36, 26 y 38 millones para los tres años siguientes. El tren al puerto exterior no será una realidad hasta 2026, según las estimaciones oficiales. La licitación de los trabajos arrancará probablemente en enero, aunque a comienzos de este año se anunció para el verano. Está previsto que se firme este mismo mes el convenio que regulará el desarrollo de la obra entre el Ministerio de Transportes, el Puerto, Puertos del Estado y Adif, que se encargará de la ejecución del proyecto.

Ría de O Burgo. El proyecto estatal a desarrollar en A Coruña que contará con una mayor partida el próximo año, 14,8 millones de euros, será la regeneración de la ría de O Burgo, cuyo presupuesto total es de 32,2 millones. Las obras fueron adjudicadas por el Ministerio para la Transición Ecológica el pasado julio a las empresas Acciona Construcción y Matías Arrom Bibiloni, que tienen 26 meses de plazo para ejecutarlas. En principio estaba previsto que los trabajos comenzaran entre finales de noviembre y principios de diciembre, pero la presentación de un recurso por parte de una de las constructoras que competían por hacerse con el contrato hace que las fechas establecidas inicialmente hayan quedado en el aire. La programación que figura en el proyecto de los Presupuestos del Estado fija para 2021 una inversión de 20 millones que evidentemente no se va a ejecutar y, además de los 14,8 millones para 2022, prevé 13,6 millones para 2023, aunque estas cantidades deberán ajustarse en los próximos años para acomodarse a la realidad del proyecto.

Estación intermodal. El proyecto ferroviario de la estación intermodal que deberá desarrollar Adif aparece en las cuentas estatales consignado en el apartado de Cercanías y Movilidad Urbana y con una dotación de 33,5 millones de euros, a pesar de que su presupuesto es de 48,5 millones. Para este mismo año se prevé una inversión de 242.000 euros, aunque la obra no podrá licitarse hasta los últimos días de diciembre, momento en que se espera concluir la reforma del proyecto original, que debe ejecutarse en el plazo de 28 meses. El Gobierno fija para 2022 una inversión de 8,5 millones, a los que seguirán 21 millones más al año siguiente y 2,9 millones en 2024, aunque esta programación no tiene en cuenta que las obras todavía deben salir a concurso y pueden producirse demoras. La actuación se complementará con la construcción de la nueva terminal de autobuses que levantará la Xunta adosada al complejo ferroviario, que contará con un aparcamiento subterráneo común para las dos estaciones, así como un rediseño de la conexión con la plaza de San Cristóbal.

Tren A Coruña-Ferrol. El proyecto presupuestario incluye una partida de 120 millones de euros destinada a la renovación de la línea ferroviaria A Coruña-Ferrol, lo que en principio llevaría a pensar que se trata del ansiado proyecto para mejorar este recorrido, pero el documento menciona que es una actuación iniciada en 2018 y que debe concluir en 2026. Según esa programación, este año se invertirían 471.000 euros, ninguna cantidad en 2022, 58.000 euros en 2023, 330.000 euros al año siguiente y 385.000 en 2025. Pero ninguna de esas cantidades puede corresponderse con la ansiada remodelación del trazado ferroviario entre las dos ciudades, para la que ni siquiera existe un proyecto. Este periódico intentó ayer que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) aclarase la finalidad de esta partida, pero le remitió a la rueda de prensa que ofrecerá hoy la ministra de Transportes, Raquel Sánchez. El ingeniero Miguel Rodríguez Bugarín calculó este año que la reforma integral de la vía costaría 730 millones de euros sin IVA ni las expropiaciones, por lo que planteó una inversión de 50 millones más IVA para hacer el viaje en 60 minutos con una sola parada en Betanzos.

La variante de Betanzos, que en teoría debería estar incluida en una supuesta mejora de esta línea al hacer innecesaria la marcha atrás de los trenes al llegar a la estación de Infesta, aparece en el documento con un proyecto independiente con una partida de solo 257.000 euros, de los que 128.000 se invertirían este año y 17.000 el próximo. Esas cantidades se destinarían a la redacción del proyecto, que se redacta desde hace años y del que se ignora cuándo se pondrá en marcha.

Alfonso Molina. La ampliación del principal vial de entrada y salida de la ciudad ha quedado limitada a 100.000 euros de inyección presupuestaria. Es la partida que ha tenido desde 2019 y la que mantiene para 2022. Contrasta con los esperanzadores 2,5 millones proyectados en las cuentas de 2017. Pero la ampliación (o reforma) de Lavedra es uno de esos proyectos que se eternizan en los ministerios y se atascan en discrepancias con el Gobierno local por el diseño de la intervención. Al menos la primera fase de la actuación ya ha arrancado: es la instalación de la pasarela peatonal y ciclista que unirá los barrios de Pedralonga y Palavea, que no estará terminada hasta 2023. En la presentación institucional de estos trabajos, el delegado del Gobierno en Galicia no le puso fecha en cambio al proyecto global de Alfonso Molina, que se financiará con fondos europeos y todavía ultima su tramitación ambiental.

Puente de A Pasaxe. Otro proyecto sin horizonte definido, aunque condicionado por las obras en el cruce de Sol y Mar en Oleiros, a las que le quedan dos años: hasta que estas no terminan no se podrá actuar en A Pasaxe, donde hasta ahora se han hecho sondeos técnicos. La ampliación del puente aún no tiene proyecto, aunque se prevé que haya cuatro carriles por sentido. Hace un lustro contaba en los presupuestos con partidas que rozaban o superaban el medio millón de euros y se le estimaba un coste total de 24,5 millones, pero en los últimos años se quedan en los simbólicos 100.000 euros; en 2022 también.

Vial 18. La carretera que debería unir la tercera ronda con la autopista se abona a los imprecisos 100.000 euros presupuestarios, lo que denota que apenas tendrá avances el próximo año. Porque no los ha habido en los últimos ejercicios y el proyecto continúa atascado en trámites ambientales que no permiten aventurar su fecha de licitación. Tampoco está claro quién se hará cargo de financiar la infraestructura, después de que Audasa, la concesionaria de la AP-9, que previsiblemente iba a hacerlo en un principio, se negase.

Prolongación del acceso a Langosteira. La llamada cuarta ronda, de tres kilómetros, entre el vial que conduce al puerto exterior y la tercera ronda a través de los polígonos, mantiene la partida de 100.000 euros otro año. Es difícil hacer previsiones, aún está sin ejecutar el proyecto constructivo.

Alvedro. A la mejora de la pista del aeropuerto, licitada por 15 millones este año y prevista para 2022, el Estado añade en el nuevo presupuesto otra inyección de 8,7 millones para reforzar la seguridad de las operaciones.

Otros. El Estado manifiesta su compromiso con la ciudad con otras inversiones significativas, entre ellas los 2,9 millones para el Centro de Inserción Social, que en años anteriores carecía de partida; 200.000 euros para la rehabilitación de la sede de la Real Academia Galega (frente a los 34.000 euros de 2021); y 10.000 euros para la restauración de las murallas defensivas de la Ciudad Vieja.