El Concello ha finalizado los trabajos de reforma de los campos 3 y 4 de la Ciudad Deportiva Arsenio Iglesias, en A Torre, que podrán empezar a utilizarse en próximos días. El Gobierno local también anuncia para mañana la reapertura de la piscina de Riazor, cerrada desde marzo del año pasado, que, de momento, solo podrá usarse para las Escuelas Deportivas Municipales.

En los campos de A Torre se han instalado 9.894 metros cuadrados de césped artificial, así como los sistemas de riego necesarios para la operatividad de las instalaciones. Estas instalaciones, según fuentes municipales, son utilizadas, cada mes, por 18.400 personas.

La inversión total en los cuatro campos supera el millón de euros. En las próximas jornadas, las actividades deportivas que se estaban desarrollando en los campos 2 y 5 mientras se llevaba a cabo la reforma del 3 y del 4, se cambiarán a los renovados terrenos de juego para poder acometer las actuaciones pendientes. “Estamos llevando a cabo actuaciones de mejora en las instalaciones deportivas de la ciudad por valor de más de 4,5 millones de euros”, indica la concejal de Deportes, Mónica Martínez, que en ese lote incluye la construcción de una pista de patinaje en Novo Mesoiro. El presupuesto es de 200.000 euros y tiene un plazo de ejecución de 24 semanas.

Otra obra que se ha completado es la de la piscina de Riazor, en la que se ha cambiado la cubierta. Cerró con el coronavirus y no volvió a abrir, por lo que la plantilla, en ERTE, espera recuperar sus puestos de trabajo.

El Concello avisa que, por ahora, solo podrán utilizar la piscina las Escuelas Deportivas Municipales, aunque esperan que a final de mes puedan entrar ya clubes y otros usuarios.