El borde marítimo entre Linares Rivas y el hotel Finisterre y los núcleos de San Pedro de Visma y A Silva y Cances al borde de la avenida de Fisterra constituyen los dos extremos del mapa de valores catastrales de A Coruña del año 2022. En la franja costera se encuentran las viviendas con el precio medio más alto de la ciudad, 3.310 euros el metro cuadrado; en Visma y A Silva los precios medios bajan hasta los 340 y 360 euros por metro cuadrado.

Núcleo de Eirís de Abaixo en la avenida de Monelos. | // CARLOS PARDELLAS

La Dirección General del Catastro publicó estos valores de referencia de los inmuebles la pasada semana y estarán a exposición pública hasta el 27 de octubre. Se pueden consultar en un mapa que divide por zonas cada municipio y que permite conocer la valoración de los bienes residenciales de cada distrito, barrio y calle de la ciudad. Para establecer los precios, el Catastro tiene en cuenta factores como la localización del inmueble, la antigüedad del edificio, la calidad de la construcción, el coste del suelo o si la propiedad tiene carácter histórico-artístico.

Cruce con la calle Vista en la zona de Pescadería. | // VÍCTOR ECHAVE

Después de esa franja que abarca el Paseo de O Parrote, la Marina, Los Cantones, plaza de Ourense y la primera manzana de Linares Rivas, un ámbito con 646 inmuebles de uso residencial, solo otras dos áreas con vivienda colectiva superan los 3.000 euros por metro cuadrado: el paseo marítimo entre el colegio Salesiano y la avenida de Buenos Aires con las plazas de Pontevedra y de Lugo (3.310 euros) y la plaza de María Pita (3.130 euros).

La exclusiva zona de Ciudad Jardín, con la particularidad de que es un área con viviendas unifamiliares aisladas o pareadas y que además de superficie construida tiene superficie de parcela, alcanza un valor catastral muy alto, 707.600 euros. El barrio es una urbanización de 134 casas con una superficie media de 250 metros cuadrados y una parcela de 500 metros, con viviendas antiguas, algunas de más de sesenta años, pero otras renovadas.

En el extremo contrario se localizan núcleos, calles y zonas más amplias con valores catastrales inferiores a los 1.000 euros por metro cuadrado. El más bajo, de 340 euros, corresponde al área de viviendas unifamiliares de Visma situadas junto a los campos de fútbol y al otro lado de la tercera ronda. En A Silva y Cances el precio medio es de 360 euros. En una zona de apenas una decena de construcciones de Eirís de Arriba, el valor pasa a 380 euros y en esa misma zona y en Eirís de Abaixo las 132 viviendas unifamiliares en hilera o manzana cerrada suben a 590 euros.

El mapa del Catastro pinta con el mismo color de las valoraciones inferiores a los 1.000 euros las casas del Camiño do Pinar (710 euros el metro cuadrado), dos manzanas de edificaciones de planta única entre las avenidas de Arteixo y Os Mallos (entre 670 y 850 euros), el Campo de Artillería en Monte Alto (820 euros). Resulta significativa la isla catastral que comprende la calle Vista y perpendiculares entre Orzán y San Andrés, un área con edificios degradados de Pescadería con precios medios de 960 euros rodeada de otras áreas más grandes con valores de entre 1.660 y 2.660 euros por metro cuadrado.