El Consorcio de Turismo aprobará este jueves licitar un concurso para subvencionar hasta ocho rutas entre Alvedro y destinos nacionales e internaciones. Los contratos se firmarán por tres años, con posibilidad de prorrogarlos un cuarto; sin embargo, la compañía adjudicataria podrá rescindirlos pasados doce meses si otra empresa entra a realizar la misma ruta o si, durante un año, no se llega a una ocupación media del 60%.

El contrato calcula un mínimo de 208 vuelos anuales (es decir, 26.000 asientos) para siete de las rutas : París, Ámsterdam, Fráncfort, Múnich, Valencia, Málaga y Las Palmas de Gran Canaria. Debe haber dos frecuencias semanales, dos vueltos de ida y dos de vuelta. Para el octavo contrato, el de Londres, la frecuencia será el doble. Por tanto, cada ruta necesitará una ocupación mínima de 15.600 pasajeros anuales, o 31.200 en el caso de Londres.

El convenio para volar a la capital británica es en el que más invierte Turismo: el Consorcio pagará hasta 363.000 euros anuales por la ruta, de los que 63.000 son de IVA. El destino podrá ser con el aeródromo de Heathrow o con el de Gatwick. En el caso de las conexiones extranjeras y la de Las Palmas de Gran Canaria, el coste será de hasta 332.750 euros anuales, mientras que los destinos peninsulares podrán abonarse con hasta 199.650 cada año. En total, el Consorcio, dependiente del Ayuntamiento, abonará hasta 2,42 millones de euros anuales, o 9,7 millones si todos los contratos se asignasen y prorrogasen hasta los cuatro años. El Consorcio aportará estas cantidades a las aerolíneas en concepto de pago por promoción de A Coruña como destino turístico.

Para adjudicar los contratos, las ofertas se valorarán sobre un total de 100 puntos. De ellos, 70 (75 en el caso de la ruta con Las Palmas) son evaluables a través de fórmulas: se tendrá en cuenta el número de vuelos y de asientos propuestos por encima de las condiciones del convenio, la oferta económica, la amplitud de horarios, el establecimiento de precios máximos y las plazas puestas a disposición del Consorcio. Los restantes, según los pliegos de la licitación, son “subjetivos o dependientes de un juicio de valor”, que evaluará el organismo turístico..

Entre estos, la parte más importante es la publicidad del adjudicatario sobre la línea, con un quinto de la valoración. Así, se le asignarán trece puntos por la campaña en internet y siete por la offline. Otros diez puntos se concederán por la planificación de la estrategia turística y empresarial relacionada con la conexión, con parámetros como “la fidelización del cliente y el destino” y la identificación de un público objetivo “de interés para el Consorcio”.