La Policía Nacional y la Policía Local reforzarán la presencia de agentes en las calles de A Coruña en horarios diurno y nocturno. El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, y la alcaldesa, Inés Rey, anunciaron esta mañana este incremento policial a consecuencia de la "sensación de inseguridad" trasladada por los vecinos en la ciudad en los últimos meses. El refuerzo de efectivos "ya se está" produciendo, aseguró la regidora, que adelantó que tras la reunión mantenida con el delegado se acordó actualizar el plan de seguridad y seguir manteniendo la cooperación entre los cuerpos policiales. El delegado añadió que en Os Mallos, donde los vecinos se han manifestados por el aumento de la ocupación ilegal de viviendas y de la delincuencia, ya se intensificó la presencia de patrullas.

Ni Miñones ni Rey concretaron con números en qué consistirá el aumento de la presencia de agentes, de manera que, según apuntaron, habrá más patrullas y policías "según las necesidades y en coordinación" entre el 091 y el 092. Tampoco detallaron si los agentes se desplazarán en vehículos o a pie ni si llevarán uniforme o vestirán de paisanos, aunque sí avanzaron que ambos cuerpos trabajan en la elaboración de un mapa sobre ocupación para determinar cuáles son ilegales y cuáles no, contactar con los propietarios de inmuebles y saber en qué momento y de qué manera se puede producir una intervención policial.

Miñones y Rey no explicaron si el refuerzo policial supondrá relevantes cambios en la organización del trabajo de la plantilla. El delegado admitió "problemas" en la configuración del personal policial desde 2007, aunque resaltó que el Gobierno de Pedro Sánchez ha hecho un "esfuerzo" por recuperar las plantillas de los recortes sufridos en años anteriores con 7.300 nuevas plazas de acceso a la escala básica de Policía en las ofertas de empleo público desde 2018. Añadió que los presupuestos de 2022 permiten que la tasa de reposición de agentes se eleve hasta el 125%, lo que, destacó, "facilitará completar y aumentar las plantillas de las comisarías".

La alcaldesa comentó que este fin de semana se podrá advertir el refuerzo policial en las calles para vigilar el ocio nocturno, aunque apeló a la "responsabilidad individual" ante la desactivación de la emergencia sanitaria por COVID en Galicia. Vecinos de la zona del Orzán llevan meses quejándose ante el Concello de actos vandálicos y exceso de ruido en horario nocturno.