El refuerzo policial en las calles de A Coruña anunciado esta semana por la Delegación del Gobierno en Galicia y el Ayuntamiento se notó en el dispositivo de ocio nocturno con una mayor presencia de patrullas del 091 y el 092 en zonas como el Orzán y la Marina, lo que no impidió que en algún área de estas partes de la ciudad se concentrasen grupos de jóvenes de madrugada y causasen molestias por exceso de ruido. Ni el Concello ni la Delegación informaron del número concreto de agentes movilizados —el “100 por ciento del turno de noche”, señalan fuentes municipales; los radiopatrullas del turno del 091 la pasada madrugada más el refuerzo de unidades de prevención y reacción anoche, según fuentes sindicales de la Policía Nacional—, pero vecinos de la zona del Orzán consultados por este periódico admiten haber visto más presencia policial de madrugada y de forma continua, aunque lamentan que los agentes no apareciesen horas antes.

En esta zona de ocio nocturno se repitieron aglomeraciones entre las cuatro y las cinco de la madrugada, tras el cierre de los locales incluso antes de la hora indicada. En el cruce de las calles Sol y Socorro se juntaron más de medio centenar de jóvenes que reprodujeron música que hicieron sonar a través de altavoces de gran potencia y a volumen alto, según el testimonio de una persona que se encontraba en la zona. Este vecino añade que advirtió la presencia de un vehículo del 092 que no se acercó hasta el cruce y admite que tras ponerse en contacto con la Policía Local después de más de un intento frustrado no apareció ninguna patrulla más.

Al contrario que en fines de semana anteriores, el Concello, a preguntas de este diario, no informó de incidencias destacadas en horario nocturno ni de botellones disueltos por los agentes, tan solo de un contenedor quemado en una calle de Monte Alto.

Según las mismas fuentes, la Policía Local no tuvo constancia de incidencias en el polígono industrial de Vío, aunque vecinos del barrio de Novo Mesoiro subieron en redes sociales un vídeo sobre la celebración de carreras de coches ilegales de noche en el lugar, con mensajes en los que expresan su malestar por la falta de presencia policial. No es la primera vez que se convocan estos encuentros en Vío, ni tampoco que se graban imágenes desde el barrio vecino.

En Os Mallos, zona en la que en las últimas semanas hubo manifestaciones vecinales por el aumento de la delincuencia y la ocupación ilegal de viviendas, una plataforma de vecinos convocó el viernes por la noche una marcha de residentes para protestar por la insuficiente iluminación que hay en algunas calles del barrio. Vestidos de negro o con ropas oscuras, los vecinos caminaron con velas, faros o linternas para reclamar un mejor alumbrado público.