El Gobierno local aplaza los cambios en la plusvalía pactados con Marea Atlántica hasta que el Ministerio de Hacienda determine cómo revisará este impuesto, anulado por el Tribunal Constitucional, para que los ayuntamientos puedan seguir cobrándolo. Fuentes municipales aseguraron que estas modificaciones no se llevarán al próximo pleno. PSOE y Marea pactaron aplicar criterios de renta de los contribuyentes para determinar el pago de la plusvalía.

El PP defenderá en el pleno de noviembre una moción para que el Gobierno local exija al Estado que compense las pérdidas municipales por la anulación de la plusvalía. En 2019, A Coruña recaudó 8,2 millones por este concepto.