La plaza Padre Rubinos, en el barrio de Os Mallos, ya está lista para su reapertura después de medio año de obras. Este espacio público fue dotado de nuevo arbolado y de jardín, además de con un alumbrado más moderno y bancos de hormigón y otros de madera y acero. Esta actuación desarrollada por el Concello también sirvió para que aumentase la superficie peatonal desde los 250 metros cuadrados hasta alcanzar los mil.