El café Árnica, de la calle Herrerías, sufrió en la noche de ayer su segundo robo con fuerza en dos meses. Según fuentes del local, los ladrones “destrozaron” la puerta lateral del negocio y se llevaron botellas, dinero y una tablet, además de arrastrar la máquina de tabaco a la calle e intentar abrirla. En otro robo a inicios de octubre se habían llevado la caja registradora. El restaurante El Sauce, de la calle Sinagoga, fue también asaltado esta semana.