El Gobierno local de A Coruña ha resuelto ampliar hasta el 31 de diciembre el periodo de validez de los bonos de descuento del Plan de Reactivación Económica y Social de A Coruña (Presco), cuyo plazo inicialmente previsto concluye el 30 de noviembre. Con esta medida, todos los vecinos que hayan descargado estos bonos desde el mes de septiembre podrán utilizarlos para gastar en hostelería, el pequeño comercio, la cultura, los taxis y las peluquerías.

El concejal de Facenda, José Manuel Lage, informó ayer en la comisión municipal del Presco de que desde el 15 de septiembre casi 47.000 personas utilizaron bonos con los que se descontaron 622.000 euros y se realizaron compras en la ciudad por importe de 2,6 millones de euros hasta el día de hoy. Más de 700 establecimientos se adhirieron al programa de descuentos, de los que más de 30 llegaron al tope de 5.000 euros establecido por local.

El Concello mantiene las mismas ventajas para los usuarios de los bonos. Cada poseedor podrá disponer de 30 euros para el comercio, 15 para hostelería, 60 para cultura, 20 para salones de estética y diez para taxis. Las pequeñas tiendas harán descuentos de diez euros por cada 30 euros de compra, mientras que en cultura la rebaja es del 30% a partir de un gasto de diez euros. Bares y restaurandescontarán un 40% en facturas a partir de diez euros. Los taxis rebajarán el 30% en viajes que superen los seis euros y el descuento en las peluquerías y centros de estética será del 30% desde 20 euros de consumo.

El grupo municipal del PP recuerda que propuso la prórroga de los descuentos y tras asistir a la comisión del Presco critica que el Gobierno local no facilitase datos sobre subvenciones de autónomos, ni del número de solicitudes, ni de su estado de tramitación, cuyo plazo para su resolución finalizó el 15 de noviembre.