Las instalaciones portuarias de A Coruña han dado refugio en las últimas horas a dos embarcaciones que se cobijaron en el Puerto coruñés debido a las condiciones meteorológicas, adversas, durante sus respectivas travesías. Concretamente, este lunes atracaron en los muelles interiores de la ciudad el Wadden 4, que se dirigía a Gijón para su desguace, y por otra parte el casco de un barco en construcción con destino a Francia. Se trata de una especie de estructura flotante con forma de casco de barco que fue conducida por los remolcadores hasta el puerto de A Coruña.