La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, ha exigido hoy con contudencia a la Delegación del Gobierno en Galicia que movilice "desde ya" a cuantos policías nacionales sean necesarios para acabar con la inseguridad ciudadana en el barrio de Os Mallos, donde admite que la situación, al contrario de lo que dijo hace semanas, "no es algo puntual", sino que "es la realidad". Rey reiteró en una emisora que las competencias de seguridad en las calles "son de la delegación", por lo que reclamó al delegado, José Miñones, que si no hay agentes suficientes, "se pidan más".

La regidora reacciona con vehemencia a los últimos sucesos ocurridos en Os Mallos, donde se han registrados tres incendios en dos días, dos de ellos en el mismo edificio, ocupado ilegalmente aunque sin moradores en los momentos en que se produjo el fuego. "Los vecinos tienen toda la razón al protestar. Ellos no duermen tranquilos y yo tampoco, porque es una situación terrible la que se vive en un barrio tranquilo en una ciudad segura", recalcó Rey, que comentó que ayer se reunió con Miñones. "Toda la ocupación es ilegal. No puede ser que la gente viva con miedo a salir a la calle", añade Rey, que pide la movilización policial en el barrio "con carácter inmediato".

Rey se ofrece a prestar colaboración al 091 con la participación de agentes de la Policía Local si los nacionales necesitan refuerzo. "Colaborar sí, pero las competencias del 092 son de tráfico, no de seguridad ciudadana", insistió.

El delegado del Gobierno comentó tras un acto celebrado antes de las reclamaciones de la alcaldesa que, debido a los últimos incidentes ocurridos en Os Mallos, se reforzará la vigilancia policial en la zona, algo que, asegura, "ya se produce" desde hace semanas. Miñones avanzó una próxima reunión entre administraciones para analizar los sucesos más reciente, tras la que se determinará tomar "acciones", aunque no matizó cuáles.