El análisis de aguas residuales por parte del proyecto de investigación CovidBens ha revelado, a través de sus últimas mediciones, que la variante ómicron ya representa el 29% de la carga viral del total de A Coruña y su comarca. Estos datos, extraídos de las aguas residuales de la depuradora de Bens el día 16 de diciembre, dibujan una subida muy pronunciada de la presencia de esta variante en las excreciones, del 4% al 29% en solo una semana tras la medición anterior.

Con todo, los responsables del proyecto advierten que, dado que los datos de proporción de ambas variantes corresponden a muestras del 16 de diciembre y que estos han sido posteriormente secuenciados, tratados informáticamente y analizados, a fecha de hoy la proporción de ómicron ha podido crecer sustancialmente. “No podemos decir exactamente el porcentaje ahora mismo, pero si en una semana pasó del 4 al 30, calculamos que podemos estar perfectamente en un 60% o 70% a día de hoy”, observa la coordinadora de CovidBens, la doctora Margarita Poza. “Esto quiere decir que antes de que acabe el año, ómicron habrá desplazado a delta”, estima.

La variante delta, que comenzó a aparecer en verano en las aguas residuales y que hasta hace una semana se encontraba al 95%, disminuyó su presencia, en la última medición, al 70%. “Es preocupante, porque ómicron apareció en medio de la sexta ola, que ya estaba más que iniciada con la variante delta. Sin esta nueva variante, podríamos estar cerca de alcanzar el máximo de la ola y bajar, pero como ha aparecido ómicron, es todo distinto”, advierte la doctora.

Los responsables de CovidBens avisan de que el panorama que dibujan las mediciones de carga viral en aguas residuales adelanta que las próximas semanas vendrán acompañadas por un alza en los casos positivos, que, en mayor o menor medida, se traducirá en un aumento de las hospitalizaciones. “Aunque estemos vacunados, va a haber un gran porcentaje de gente contagiada: personas con una inmunidad no tan buena, mayores, gente que no tenga todavía las tres dosis o los que están sin vacunar”, adelanta.

En cuanto al impacto en la salud de esta nueva variante, los expertos advierten que, pese a que “no se ha confirmado que tenga más virulencia”, la población no debe confiarse o dejar de cumplir las medidas y recomendaciones sanitarias ante el alza de los contagios. “La variante ómicron en principio no es tan virulenta, pero la gente no debe confiarse, no deja de ser SARS-CoV-2, y puede llegar a haber colapso sanitario”, urge Poza.

La depuradora que da servicio a A Coruña y su comarca canceló a principios de mes el proyecto CovidBens tras 18 meses midiendo carga viral en aguas residuales. Pocos días después, la emergencia de la sexta ola y la irrupción de la nueva variante obligó al proyecto a retomar su actividad. “Se vio claramente que la sexta ola no era una broma. Se nos propuso continuar con esto y accedimos. Somos profesionales de otros ámbitos, trabajamos en la Universidad o en el Inibic y nos gustaría que el virus desapareciese y estar tranquilos, pero si esto sirve aunque sea un poco de ayuda, nosotros encantados de seguir”, señala Margarita Poza.

Los profesionales de Urgencias del Chuac se manifiestan contra la sobrecarga del servicio

Los profesionales del Servicio de Urgencias del Chuac se manifestaron ayer en los exteriores del hospital contra la “situación de precariedad” que dicen arrastrar desde hace tiempo, “fruto de la falta de soluciones por parte de la Gerencia”. Los profesionales denuncian, entre otras coyunturas, “violación de acuerdos en cuanto a ratios de trabajo”, falta de cobertura de ausencias, sobrecarga de profesionales y “denegación en los permisos de forma sistemática”. Los facultativos piden, además, “respeto a unos profesionales ya cansados” y lamentan que el alto grado de presión asistencial imposibilita “garantizar la calidad y la seguridad del paciente”. Desde la Gerencia del área sanitaria de A Coruña y Cee aseguran que se encuentran trabajando para tratar de conciliar el derecho de los responsables del servicio al descanso y la cobertura de la demanda asistencial.

Los profesionales del área de Urgencias se manifiestan en los exteriores del complejo.

Inés Rey pide “coherencia” en las nuevas medidas

La alcaldesa, Inés Rey, afeó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, no tener “preparado” el sistema sanitario para la convivencia con el COVID. “Las autonomías tuvieron tiempo para prepararse para la convivencia con el virus, y eso pasa por reforzar la sanidad pública, con más personal y con una mejora de la Atención Primaria” , señaló la regidora, que acusó a la Xunta de “no hacer los deberes”. En relación a las nuevas medidas sobre la celebración de fin de año y las cabalgatas, la alcaldesa pidió “coherencia” y que no se improvise. “Si se permiten fiestas de fin de año, deben permitirse las cabalgatas, y las cabalgatas estáticas no son una solución dado que provocan una mayor aglomeración de gente” declaró. Respecto a la mascarilla en exteriores, remarcó que la gente ya la emplea “mayoritariamente” y subrayó que no se puede trasladar a la sociedad “la responsabilidad de las medidas a tomar” para la convivencia con el virus.