Para los coruñeses, sobre todo para los más futboleros, Arsenio Iglesias fue mucho más que un entrenador. El que fuera técnico del Real Club Deportivo en algunas de sus mejores gestas cumplió el viernes 91 años, una efeméride que los coruñeses no dejaron caer en saco roto y que aprovecharon para mandarle al míster innumerables muestras de recuerdo y cariño. Una de las más especiales trascendió a la pantalla: una bufanda blanquiazul con el emblema de la calavera Xerión, el misterioso pixel art que decora la ciudad desde hace algunos meses, apareció el día de Nochebuena alrededor del cuello de la estatua que homenajea a Arsenio Iglesias en Riazor. “Non collas frío no teu aniversario, mestre”, advertía la cuenta de Twitter de Xerión. Fue solo una de las muchas imágenes, ilustraciones y anécdotas que anegaron ayer las redes en homenaje a un imprescindible de las victorias blanquiazules.