El portavoz municipal del BNG, Francisco Jorquera, defenderá una moción en el pleno del próximo jueves en la que propone que los presupuestos de este año no reserven fondos para la adquisición de los muelles de la Batería y Calvo Sotelo. El Gobierno local socialista acordó con la Xunta y la Autoridad Portuaria comprar entre los tres esos terrenos con el fin de mantener su titularidad pública y contribuir a reducir la deuda del Puerto por la construcción de la dársena exterior.

Para el BNG, esa superficie ya es pública, por lo que considera que “no tiene ningún sentido” dedicar dinero a darle ese carácter. Jorquera recuerda que el Gobierno local se comprometió a aportar 15 millones para esta iniciativa y afirma que la deuda contraída por punta Langosteira debe ser condonada por el Estado, del mismo modo que hizo con la del puerto de Valencia. Los nacionalistas proponen que esos 15 millones sean destinados a un plan de regeneración y revitalización de los barrios que ya incluyó en la propuesta de inversiones para los presupuestos de este año y sobre la que no recibió respuesta.

El BNG reprocha que todavía se desconozcan datos sobre las cuentas municipales de 2022, que son negociadas aún por PSOE y Marea Atlántica, grupo que coincide con los nacionalistas en el rechazo a la compra de los terrenos portuarios y en la exigencia de la condonación de la deuda del puerto exterior por parte del Gobierno central.