La Diputación de A Coruña ha sacado a contratación los trabajos de elaboración y actualización del inventario de bienes de un total de 33 ayuntamientos de la provincia, un contrato presupuestado en 370.000 euros y que tiene un elevado plazo de ejecución por su laboriosidad: cuatro años.

Con esta licitación el organismo público hará un inventario a los ayuntamientos que no lo tenían por no participar en convocatorias anteriores (se empezó a hacer en 2007) y actualizará los que sí lo tienen. Son en total 33 concellos en los que se actuará, de los que ocho requieren un inventario de bienes y otros 25 solo una actualización del que tienen aprobado.

Los ocho concellos a los que se les redactará inventario son: A Laracha, Coristanco, Frades, Muxía, Outes, Sobrado, Touro y Val do Dubra.

De los 25 inventarios que serán actualizados figuran, entre otros, Irixoa, Paderne, Miño o Vilasantar. Algunos son muy antiguos, como este último de Vilasantar que es de 2009 o el de 2008 de Laxe.

Este inventario de bienes de cada concello deberá incluir inmuebles, derechos, muebles históricos o artísticos, valores mobiliarios o créditos, vehículos, semovientes y otros muebles y bienes revertibles.

Respecto a los terrenos de los concellos que forman parte de sus respectivos patrimonios municipales del suelo, con esta licitación se identificarán, ubicarán y agruparán, señalando deficiencias si existen. La Diputación facilitará unos manuales de procedimientos para hacer el inventario y las valoraciones, una metodología y los criterios a aplicar.

Esta relación de bienes también deberá incluir las carreteras municipales, caminos públicos, etc.

El adjudicatario del contrato deberá analizar entre otros, certificaciones del registro, padrones de fincas, el callejero, normas de planeamiento, planos parcelarios y de desarrollos urbanísticos, escrituras de propiedad, libros de actas, expedientes patrimoniales, etc.