Las redes sociales guardan un componente mágico que va más allá de las críticas y los haters. Unen personas, hacen volar la imaginación y permiten visitar lugares de todo el mundo. Con ese pensamiento, el periodista Guillermo Fesser ha iniciado una campaña para llenar el buzón de Cándida Villar, quien fue colaboradora de Gomaespuma. Ahora, con 90 años, necesitaba el impulso de la gente para mirar más allá, para conocer otros mundos. Uno de esos rincones que se ha plasmado en una postal es A Coruña. Vecinos de la ciudad le han enviado desde una carta con la fuente de los Surfistas a una Torre de Hércules muy al estilo Lugrís.