El Concello inicia estos días las obras para peatonalizar definitivamente la calle San Leopoldo, en el Agra do Orzán. La calle ya se cortó hace más de un año, como experiencia piloto para favorecer la movilidad en la zona.

El Ayuntamiento asegura que ha consensuado esta actuación con comerciantes y vecinos, pero hay un sector en desacuerdo que ha recogido firmas para evitar una peatonalización que va a ser una realidad.

El Concello prevé habilitar un acceso que conectará la calle Gramela con la plaza del Comercio. La calle San Leopoldo pasará a ser una plataforma única, con árboles, y se pintarán juegos en el suelo para los más pequeños. Se aprovechará la obra para recuperar la escultura de José Castiñeiras que estaba en la calle Barcelona y que se retiró hace 10 años.