Los coruñeses tuvimos a Loles León ayer en el Colón, y la volvemos a tener hoy, interpretando un espectáculo de cabaret con guión inspirado en su vida. Pero, cuidado, hemos descubierto algo que no sabíamos, que nos aterroriza, inquieta y motiva a llamar a nuestro inquisidor de confianza. El propio teatro ha publicado un vídeo en el que la actriz realiza un conxuro con el resto de actores, siguiendo el método tradicional (esto es, popularizado en los años 70 para promocionar queimadas). Ya saben, coruxos, bruxas, Santa Compaña, y pelo de lercha, que se saca ella misma. Su maléfico ritual, según admite, está encaminado a atraer espectadores. ¿Funcionará?