A Coruña y toda Galicia continúan bajo influencia de las altas presiones, con circulación del nordeste, más marcada que en días anteriores. El anticiclón que durante las últimas jornadas ha dejado buen tiempo en toda la comunidad gallega se queda, por ahora, cerca del territorio ártabro y el fin de semana seguirá marcado por la estabilidad atmosférica, así que el sol seguirá mandando en el pronóstico meteorológico para los próximos días, aunque las temperaturas irán a la baja.

Este viernes 21 de enero se espera, por tanto, cielo despejado, con nubes de estancamiento en el extremo norte y algún banco de niebla aislado en zonas de interior. Según información publicada por Meteogalicia, dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, el viento soplará del nordeste, moderado en general, fuerte en el litoral y zonas altas. De hecho hay aviso amarillo en la costa coruñesa a partir de las 15.00 horas por viento de fuerza 7. Las temperaturas experimentarán un descenso, más acusado en las máximas. La previsión para A Coruña apunta a valores que se moverán entre los 5 grados de mínima y los 12 de máxima, así que toca abrigarse.

La situación meteorológica se mantendrán sin apenas cambios durante la jornada del sábado 22 de enero. Será otro día de sol y pocas nubes, con temperaturas que oscilarán entre los 6 grados de mínima y los 13 de máxima. Y más de lo mismo el domingo día 23, pues será otro día marcado por el tiempo muy estable, seco y soleado, y con temperaturas que si bien tienden a un ligero ascenso en las máximas --se esperan hasta 15 grados, la temperatura más alta en todo el fin de semana-- registrarán por otra parte un descenso en los valores mínimos, pues se prevé que los termómetros bajen hasta los 4 grados en la ciudad.

AVANCE PRÓXIMA SEMANA

Enero terminará en A Coruña y en toda Galicia marcado todavía por la influencia anticiclónica en los últimos compases del mes, así que la próxima semana también llegará con tiempo seco y soleado. Meteogalicia prevé a partir del lunes, día 24 de enero, una sucesión de nuevo de jornadas marcadas por la estabilidad atmosférica, con pocas nubes y con temperaturas propias de esta época del año.