Asociaciones y grupos animalistas agrupados en la Plataforma No a la Caza se manifestaron ayer en el Obelisco, en algunos casos acompañados de sus perros, para mostrar su rechazo a la “aberración anacrónica” que consideran la caza. La iniciativa se repitió en otras ciudades españolas tras las movilizaciones realizadas en días pasados a favor de la actividad cinegética.

El portavoz de la Fundación Franz Weber en Galicia, Rubén Pérez, explicó que estas protestan buscan impulsar la aprobación de la ley estatal de protección animal, que lleva “desde octubre en fase de anteproyecto”. También mencionó la necesidad de “confrontar con el lobby procaza”, que lleva “meses con su relato” en defensa del uso de perros en la caza y en contra de prohibir prácticas como el tiro al pichón y el uso de animales en circos.