SOLIDARIDAD DE A CORUÑA CON UCRANIA

A Coruña se vuelca con Ucrania

La asociación AGA-Ucraína registra “una avalancha” de personas que se ofrecen a acoger refugiados y prestar sus negocios como punto de recogida de alimentos

De A Coruña a los búnkeres de Kiev. Un camino que emprenderán, en los próximos días, kilos y kilos de alimentos, útiles de aseo, ropa de abrigo y medicamentos, así como otros enseres necesarios para sobrevivir a una guerra. Estos días, todos estos elementos se acumulan en las instalaciones de una serie negocios coruñeses que quisieron prestar su espacio para servir de punto de recogida. Unos, por solidaridad desde la diáspora para con sus compatriotas. Otros, por simple humanidad. La lista de locales adscritos y de particulares que ofrecen sus domicilios aumenta con el paso de las horas.

La iniciativa parte de la asociación AGA-Ucraína, la primera constituida en Galicia para brindar apoyo a Ucrania por parte de residentes del país en A Coruña y sus familias. Desde la plataforma, buscan servir de catalizador para todas esas propuestas de personas que, ligadas o no al país eslavo, quieren echar una mano en un conflicto que toca cerca y no saben cómo. “Nos hemos puesto en marcha para abrir puntos de recogida en las principales ciudades de Galicia, ese es el primer objetivo. La respuesta ha sido abrumadora”, explica Antonio Corredoira, uno de los representantes de la asociación, compuesta por cuatro españoles y nueve ucranianos, y puesta en marcha en tiempo récord para asistir en una emergencia que no atiende a demoras. “Mi mujer es ucraniana, tiene un hijo allí de 23 años que no ha podido salir del país por la edad, al vivir en una ciudad de la frontera. Su novia llegó ayer a A Coruña, triste, cansada y agobiada”, relata.

"El primer objetivo era abrir puntos de recogida en las principales ciudades de Galicia. La respuesta ha sido abrumadora”

Tres días después de su constitución, el correo de la asociación, aga.ucraina@gmail.com ha recibido “una avalancha” de mensajes de personas, empresas y ayuntamientos solicitando información sobre la forma en la que pueden contribuir, ofreciendo sus negocios como punto de recogida de enseres y mediante el préstamo de domicilios y viviendas para acoger a refugiados de la guerra. “Calculamos que han sido unas 300 llamadas en poco más de dos días”, estiman desde la asociación. Desde AGA-Ucraína piden que cualquier persona, empresa u organismo interesada en brindar ayuda a Ucrania se ponga en contacto con ellos por medio de correo electrónico, detallando la forma en la que pueden ayudar y facilitando un teléfono de contacto.

En las redes sociales de la asociación está desglosada la lista de elementos necesarios para enviar a Ucrania, entre los que figuran ropa térmica, sacos de dormir y mantas, pero también enseres como chalecos antibalas, cuerdas, ropa de camuflaje y militar y herramientas de supervivencia. En el listado figuran medicamentos y útiles sanitarios como alcohol, agua oxigenada, gasas, suero, mascarillas y tiritas; ropa y comida para bebés, preferiblemente nueva para evitar problemas en la frontera, y celo y cajas de cartón para hacer los embalajes. En cuanto a los alimentos, advierten que deben ser no perecederos y precocinados, debido a que los afectados no están en disposición de cocinar en los sótanos, y avisan de que ninguno de los elementos debe ser de cristal.

Los alimentos deben ser no perecederos y precocinados, y la ropa térmica y de abrigo, nueva, para evitar problemas en la frontera

Negocios coruñeses como las tiendas Chilsa77 y Gastrolavka, especializados en productos de Europa del Este, son algunos de los lugares en los que se pueden dejar los alimentos. Otros negocios, sin vinculación con Ucrania, pero con fuerte sentimiento altruista, como Labores Sheila o la psicóloga Cristina Tejedor, también han prestado sus instalaciones para acumular víveres. Esta última, bilingüe en inglés y especializada en atención en crisis y emergencias, formación que adquirió tras el impacto del COVID en la salud mental de la población, también brindará apoyo psicológico gratuito a los refugiados ucranianos que vayan llegando a la ciudad.

Yevhen Rubaniak, propietario de la tienda Gastrolavka

Yevhen Rubaniak, propietario de la tienda Gastrolavka / VICTOR ECHAVE

“Me he ofrecido para lo que necesiten, tanto como punto de recogida como para atención psicológica, que también es importante. No tengo vinculación con Ucrania, pero el cuerpo me pedía hacerlo. La respuesta de la gente ha sido impresionante, no han parado de llamar en todo el día”, asegura.

La respuesta institucional, tanto aquí como allá, también ha estado a la altura de la de los ciudadanos. “Cuando nos constituimos, recibimos la llamada de Alberto Núñez Feijoo. Estamos en contacto con la Xunta para organizar el transporte, y también con el Gobierno de Ucrania, que nos va a decir dónde entregar los alimentos y objetos que recojamos, para que lleguen al lugar adecuado”, refiere Corredoira.

"Estamos en contacto con la Xunta para organizar el transporte, y también con el Gobierno de Ucrania, que nos va a decir dónde entregar los alimentos"

Paralelamente a la grave situación que se vive en estos momentos en Ucrania, empiezan a aterrizar en la ciudad los primeros ciudadanos ucranianos que huyen de la invasión rusa. Quienes se han visto obligados a huir de sus hogares saben que, gracias a la ola de solidaridad coruñesa y el empuje de AGA-Ucraína, tendrán refugio en A Coruña, en donde se han hecho notar, en cierto modo, los ecos de la guerra que se libra a casi 4.000 kilómetros.

El Palacio de la Ópera anunció la cancelación de las actuaciones que la Russian State Ballet de Viahcheslav Gordeev iba a ofrecer en la ciudad, pues el vuelo que trasladaba a la compañía no ha podido salir de la Federación Rusa debido al cierre del espacio aéreo y las limitaciones de entrada impuestas por el Gobierno de España.

El asociacionismo comienza, también, a organizar su respuesta en la ciudad. La Rede Acampa pola Paz e o Dereito ao Refuxio convocó este miércoles, en el edificio de Sindicatos de la ciudad, a todos los colectivos y organizaciones a una reunión urgente para “acordar una respuesta conjunta” a la guerra de Ucrania, con el objetivo de fijar un lema y un programa de movilizaciones para organizar, de forma coordinada, la reacción ciudadana a la guerra. Más de veinte colectivos se han sumado a la convocatoria de una concentración, este domingo en A Coruña, para proclamar el rechazo a la guerra iniciada por Rusia y exigir la paz para el pueblo ucraniano.